Accesorios para la jaula de los loros. Perchas


11 ¿Son en la naturaleza todas las ramas donde se posan del mismo diámetro?...no.

Por lo tanto, ¿por qué las perchas que le ofrecemos a nuestros loros sí lo son? Muchas veces nos fijamos que la percha que compramos sea del diámetro adecuado para sus patas, pero estos palos, al tener un único diámetro, pueden producir problemas articulares en las patas de los loros. Las perchas de plástico que vienen en muchas jaulas podrían cambiarse por otras de madera, y si conseguimos ramas naturales, mucho mejor, ya que su diámetro varía evitando problemas en las patas, y además es un estímulo para nuestra mascota, ya que se entretendrá descortezándolas o astillándolas, de modo que también tendrán utilidad como juguetes.

Para la elección de las ramas naturales, habrá que elegir aquellas que no hayan sido tratadas artificialmente, y que no hayan pertenecido a árboles expuestos a pesticidas.Existen también en el mercado las denominadas “perchas terapéuticas” o “perchas limauñas”, de mayor resistencia y de superficie rugosa que facilitan el limado tanto de las uñas como del pico de manera natural, sin tener que recurrir al veterinario con cierta frecuencia y que resultan muy eficaces, sirviéndonos también para ofrecer en la jaula perchas perpendiculares a las que ya presentan. Las denominadas twister, de contorno irregular simulan el apoyo en una rama natural, por lo tanto ejercen las dos funciones mencionadas (limauñas y prevención de problemas articulares) . Un pequeño truco, para que al menos comiencen a aceptar estas nuevas cosas que los pesados de sus dueños se empeñan en que utilicen y algunos se resisten...

es situarlas inicialmente en la posición más alta de su jaula, por encima del resto de las perchas disponibles.

La mayoría de las especies, al ser animales sociales, con una jerarquía visible en función de los lugares de que disfrutan, tenderán a estar en aquellas posiciones de mayor altura (en este caso la percha limauñas). Otra opción es situarlas a la altura de los comederos, de manera que tengan que acceder a ellos posándose en las mismas... Por último, cada elemento nuevo que le ofrezcamos a nuestro loro, sobre todo si son yacos, hay que agregarlo de modo progresivo y lento...

no es muy aconsejable introducir directamente un nuevo juguete o una nueva percha en el interior de su jaula sin antes haberla conocido correctamente, ya que es posible que el loro se sienta atemorizado y rechace cualquier cosa que le pongamos en su jaula..