Adiestramiento para gatos


11 Adiestramiento para gatos.

Si alguna vez te preguntaste si es posible adiestrar a un gato, la respuesta es sí, tomando en cuenta algunas consideraciones que harán de la enseñanza una experiencia exitosa. Para empezar, cuánto más pequeño sea el gatito habrá más posibilidades de que obedezca a nuestros comandos.

Y el principio es simple: además de señalarle cuando no nos gusta algo que haya hecho, debemos demostrarle nuestro entusiasmo ante sus buenas acciones y comportamientos. Al igual que a los canes, a los gatos también les gustan las recompensas, sólo que son un poquito más caprichosos y a cada uno suele gustarle algo distinto. Por eso es importante que descubras qué motiva a tu gato, para que la obtención del premio lo motive a aprender qué es lo que no debe hacer. Enséñale a tu mascota a que evite morder a las personas y objetos, a que no arañe los muebles y demás, pero jamás le pegues o lo maltrates.

Es necesaria mucha paciencia, pero cada vez que se porte mal, simplemente dile "no" con voz fuerte y firme.

No asocies el "no" a su nombre o a otras palabras, es más efectivo si mencionas la palabra sola, en el mismo instante en el que ocurra el incidente. Hay quienes pulverizan agua en la cabeza de la mascota o le dan grandes sustos, pero hay otras maneras menos agresivas de reprender al gato, como pegar cinta de doble faz para evitar que suban donde no deseas (no les gusta la sensación pegajosa y seguro no lo harán más) o sacudir una latita que previamente llenarás con monedas u otros objetos que hagan ruido (no les agrada el sonido), lo cual también evitará que asocien tu voz a los retos..