Adios para siempre. Animales extintos. León del cabo


11 León del Cabo (Panthera leo melanochaitus): Este león de 250 kilos de peso era la más grande de las que en territorio sudafricano.

Vivía en la zona de las llanuras herbáceas del Karoo, al suroeste de Sudáfrica.

A menudo se culpa de su extinción a los colonizadores holandeses (los “bóers”), pero se sabe que los verdaderos responsables de su exterminio fueron los ingleses. A principios del siglo XIX comenzaron a cazarlo indiscriminadamente, en parte por deporte y en parte como represalia a sus ataques al ganado. Después de muchos esfuerzos y bala, lograron exterminarlo a mediados de la década de 1860.

Los machos más grandes pesaban hasta 250 kilos y las hembras “solo” 180 kilos de peso.

Los machos tenían una densa melena negra que se prolongaba parcialmente por el vientre. Estos leones no eran muy abundantes por lo que no formaban manadas, sino que llevaban una vida solitaria como depredadores oportunistas. Pronto vieron a los animales domésticos como presas fáciles, y llegaron al extremo de escalar las empalizadas de los asentamientos europeos.

El Castillo de Buena Esperanza se construyo justamente precisamente para evitar sus ataques. El último león del Cabo murió en manos de un tal general Bisset , que le dió caza en 1865 en Natal..