Adios para siempre. Animales extintos. Quagga


11 Quagga (Equus quagga quagga) Esta especie de cebra se extinguió completamente en Sudáfrica aproximadamente en 1870.

Tenía un pelaje pardo rojizo (sin rayas) en el lomo y cuartos traseros, y de rayas negras en cara, cuello, costados y crines, como tienen las demás cebras.

El vientre y las patas eran enteramente blancos. Semejante pelaje hizo que en 1788 se lo clasificara como una raza aparte. Los quaggas vivían en manadas en el sureste de Sudáfrica.

Su nombre procede de la lengua de los Khoi y es una básicamente una adaptación del ruido característico emitido por el animal. Los quaggas fueron cazados por los primeros colonos holandeses, para aprovechar su carne y piel.

A mediados del siglo XIX se mataron miles de ejemplares como parte de un plan de exterminio de animales salvajes. Esta política tenía como objetivo aprovechar las tierras donde pastaban los quaggas para alimentar ganado doméstico.

La población de estos animales descendió rápidamente, y el 12 de agosto de 1883 murió el último quagga que vivía en cautividad en el zoo de Ámsterdam, extinguiéndose definitivamente la subespecie. Su ADN, estudiado en el Smithsonian probó que quagga era una subespecie de la cebra de planicie, que se definió como raza entre 120 y 290 mil años atrás.

Hoy solo queda una fotografía de este animal, tomada en 1870 en el zoo de Londres. Fuente: neoteo.