Alimentación de arañas


11 Las arañas son depredadoras y estrictamente carnívoras, por lo que su alimentación se basa únicamente en presas vivas que cazan por sí mismas, despreciando los animales muertos.

Algunas acechan a sus presas utilizando su telaraña y otras las capturan valiéndose de su fuerza y rapidez. Y una vez en su poder, les inyectan veneno con sus quelíceros. Después de haber paralizado a sus presas, proceden a inyectarles jugos digestivos, que producen una digestión externa del animal dentro de sus propios tegumentos, y seguidamente sorben la papilla resultante.

Por eso se observa a las arañas permanecer inmóviles durante largo rato mientras sujetan con sus patas y pedipalpos a su víctima ya indefensa. Algunas arañas envuelven en telaraña a su alimento, antes, durante o después de alimentarse. Todas las arañas poseen glándulas hilanderas y la capacidad de tejer, pero no todas ellas confeccionan telas.

Directa o indirectamente, casi todas usan su seda para atrapar a las presas que luego se transformarán en su comida. Si tienes una araña como mascota, su alimento primordial por excelencia deberán ser los grillos domésticos. Deberás adquirirlos en tiendas especializadas, para evitar utilizar insectos colectados en la naturaleza, ya que podrían estar contaminados con insecticidas, sumamente nocivos para tu arácnido. Unos días antes de ofrecerle los grillos a tu araña, será conveniente que los nutras con rodajas de naranjas y alimento para peces tropicales, lo que provocará que sus intestinos estén cargados de proteínas y vitaminas esenciales que luego serán ingeridas por tu entusiasta mascota. Si tienes una tarántula, podrás suplementarle ocasionalmente la dieta básica de grillos con gusanos de la harina (tenebrios) y zoophobas.

Hay criadores de tarántulas, sobre todo de las especies más grandes, que las alimentan con ratoncitos recién nacidos o de pocos días, ya que se trataría de una excelente fuente de nutrientes... Pero si a ti te resulta un acto brutalmente sádico ver cómo un inocente ratoncito bebé es devorado por tu tarántula, no te preocupes, no es necesario que recurras a  semejante extremo, ya que está comprobado que aun las especies más grandes de estas arañas logran un máximo desarrollo sólo con una dieta insectívora. Otros alimentos óptimos para tu tarántula pueden ser las cucarachas, las langostas, las ranas y pequeños lagartos. El número de presas ofrecidas dependerá de la frecuencia con que la alimentes.

Es recomendable que retires la comida sobrante (viva o muerta) que no haya sido ingerida, para evitar así la infestación de ácaros y gusanos de moscas. Los ejemplares juveniles pueden ser alimentados cada 3 o 4 días, pero con los adultos el período puede ser de una semana.

De todos modos, las arañas bien nutridas pueden pasar hasta meses sin comer... Lógicamente, todas las arañas necesitan beber agua, que se les ofrecerá en recipientes no muy profundos y que deberá ser renovada con frecuencia. Relacionados: Las arañas y sus especies Cuidados de arañas como mascotas La tarántula chilena rosada Tarántulas: ¿son inofensivas como mascotas? Terrarios para arañas.