Alimentos peligrosos para perros


11 A veces, uno puede acostumbrar a alimentar a su perro con bocados que éste engulle sin hacerse de rogar, pero que a fin de cuentas pueden resultar dañinos para la salud de la mascota.

Un buena alimentación más tiene que ver con la calidad que con la cantidad, pero de la misma manera con la naturaleza del alimento. Uno de los más conocidos alimentos que pueden generar complicaciones en la salud es el chocolote.

El mismo contiene teobromina, que estimula el corazón, por lo que las posibilidades de que su perro sufra de arritmias cardíacas o incluso una muerte súbita, son bastante altas. El chocolate puro es el más peligros de todos. La cebolla contiene tiosulfato, lo que provoca una serie de complicaciones en la sangre del perro.

Si es que la mascota la ingiere en grandes cantidades, les producirá anemia hemolítica.

Los síntomas que se pueden observar son gastroenteritis con vómitos y diarrea. No importa que la cebolla esté cruda, disecada o cocinada, en todos los casos es una mala elección alimenticia para el can.    También el ajo trae dentro de él tiosulfato, así que es un alimento que debe manterse alejado de los perros, al menos en grandes cantidades, ya que su nivel tóxico es menor al de la cebolla.

De todos modos, y ante cualquier eventualidad, es mejor no proporcionar ajo a su perro.

  Las nueces de macadamia afectan a las capacidades motoras de los perros, pues les causa temblores musculares y, en algunos casos, parálisis de los cuartos traseros. Una mínima cantidad de nueces descascaradas puede intoxicar fuertemente al animal. Finalmente, el café también, como el chocolate, resulta nocivo, pues afecta al ritmo cardíaco..