Anticuerpos y vacunas en nuestras mascotas (II)


11 Ya vimos en la primera parte el concepto de antígenos y anticuerpos, y ahora veremos cómo actúan las vacunas.

No olvides esta info, ya que los humanos reaccionamos a las enfermedades y a las vacunas de la misma manera que nuestras queridas mascotas: Cuando el elemento extraño, llamado antígeno (tanto de la enfermedad como de la vecuna) contacta por primera vez al animal, lo reconocen ciertas células, lo capturan y lo presentan a los linfocitos B para que produzcan anticuerpos.

Pero esto lleva su tiempo, y si se trata de un virus nuestra mascota estará indefensa y enfermará. Luego de un tiempo, cuando ya se tienen esos anticuerpos, un segundo contacto con ese antígeno (en este caso hablamos de virus, bacterias y otros microorganismos nocivos), hace que el sistema inmune reaccione con mucha mas eficacia ya que está preparado de antemano, es por ello que no se enferman cuando están vacunados. Aunque los anticuerpos producidos por nuestras mascotas no duran mucho tiempo... y es por ello que debemos revacunarlos todos los años.

Vale una aclaración: no sirve vacunar cuando ya están enfermos, porque la enfermedad de por sí provoca baja de defensas, y el sistema inmune no estará en condiciones de producir anticuerpos correctamente..