Aspirina en gatos, peligroso pero posible


11 Hay que tener extremo cuidado cuando decidimos medicar a nuestros gatos con lo que encontramos en nuestra casa.

Nunca, pero nunca debe dársele aspirina a un gato...

sin saber cómo se utiliza, ya que los puede matar. Los gatos no toleran ciertos medicamentos porque tienen una característica de su metabolismo que impide que puedan ser eliminados de su organismo.

Entre esos medicamentos está la aspirina.

Este antiinflamatorio/ analgésico/ antipirético sufre en el hígado un proceso llamado glucuronización. Para eliminar los medicamentos que sufren glucuronización hace falta una enzima hepática llamada glucuronil transferasa, y el gato apenas la produce. Por ello, la aspirina permanece en el cuerpo del gato por días, antes de eliminarse.

Sumado a esto, los humanos tendemos a usarla dos o tres veces por día cuando la necesitamos.

Y lo mismo hacemos con el gato. Un gato intoxicado con aspirina difícilmente sobreviva. Pero se ha hallado una manera segura de administrarla.

Las dosis deben ser mínimas, unos 10 a 20 miligramos por kg de gato, cada 48 horas, tiempo necesario para que se elimine.

Un comprimido de aspirina para personas adultas tiene 500 miligramos, así que habrá que tener especial cuidado en el corte del comprimido, y en lo posible consultar al veterinario antes de arriesgarnos a equivocarnos..