Caso de maltrato. Perra rociada con ácido, cortada y golpeada


11 Vela es una perrita de raza pastor alemán que fue hallada en Tenerife por Addanca (Asociación en Defensa de los Derechos de los Animales y la Naturaleza en Candelaria), con síntomas de haber sido sometida a una cruel tortura: Vela fue apaleada, rociada con ácido y herida con algún objeto que le provocó terribles cortes en todo el cuerpo.

También tenía gusanos en la boca y zonas de la piel necrosadas.

Tuvo que ser ingresada en la clínica veterinaria el Arca de Noé donde consiguieron salvarle la vida. Los miembros de Addanca denunciaron el caso al Ayuntamiento de Güimar, quien lo remitió a los juzgados. Al parecer, la jueza de Güimar ha archivado el caso sin más trámites ni investigación.

El único que puede solicitar que se practiquen diligencias es el Ayuntamiento de Güimar, que no se ha pronunciado en relación a este caso. Para forzarlos a requerir que no se archive el caso los integrantes de Addanca están haciendo una campaña de recogida de firmas.

"Queremos llegar a las 20.000 firmas para el día 23 de febrero que es un sábado y está el juzgado de guardia. Allí haremos una manifestación de 11 a 12 de la mañana y posteriormente le entregaremos al jueza las firmas", dijo Teresa, que es miembro de esta ONG. Teresa también dio un parte acerca del estado de salud de Vela: "Por ahora, a Vela la tengo en mi casa, está aún muy asustada y ahora empieza a salir de la terraza de 70 m2 que tengo para ella.

Hasta hace pocos días no se atrevía a caminar por el terreno que tengo si no la acompañaba yo", explicó.

"Acabamos de esterilizarla y padece una otitis de la oreja que tiene amputada, pero es muy tranquila. Ha engordado hasta los 30 kilos; cuando la encontramos no pesaba más de 14.

Por ahora no voy a cambiarla de casa, porque ya se está adaptando a esta", añadió la benefactora del animal lastimado. Leído en: 20 minutos.