Celo del gato y su comportamiento


11 Celo del gato y su comportamiento.

Durante el período del celo las gatos manifiestan una marcada sexualidad por medio de acciones, miradas y maullidos, que pueden resultar extraños para el que no conoce la conducta de una gata durante estos momentos. El celo de las gatas se presenta por primera vez más o menos a partir de sus seis meses de vida, cuando las gatitas se vuelven mucho más cariñosas e insistentes en sus gestos de afecto, lo que muchas veces resulta molesto para algunas personas. Durante el celo las gatas tienen el hábito de rozar a sus dueños y personas de confianza para obtener gestos de cariño, pero sin lugar a dudas la característica que más define a una gata en celo es su maullido, mucho más fuerte que lo normal. Otra forma de despertar el interés de los machos es por medio de la orina, y durante el celo la gata hará estas necesidades en cualquier lugar.

Para ellas todos los rincones de la casa son válidos, conducta sin lugar a dudas bastante molesta para sus dueños, sin contar con el olor de la orina de los felinos, que es muy fuerte. Además, como los celos de las gatas se repiten más o menos cada dos o tres semanas, es muy común la esterilización de los felinos para evitar tanto estos comportamientos, como para protegerlos de las enfermedades que pueden resultar del contacto con otros gatos..