Chinchilla como mascota, cuidados


11 Las chinchillas son unos de los animalitos más entrañables que podemos adoptar como mascotas: los cuidados que requieren son muy sencillos, y muy numerosas las alegrías que nos pueden brindar. Para alojarlas es necesaria una jaula, lo más amplia posible, construida en  metal.

Recordar además que el piso de la jaula tendrá que tener algún revestimiento resistente para evitar que sea roída por la chinchilla, y luego cubierto por algún sustrato absorbente.

Las chinchillas son muy limpitas, y su jaula es fácil de mantener. Son herbívoras, y necesitan un aporte de fibras en su organismo que puede provenir de heno y alfalfa. Es recomendable además el consumo de piensos propios para chinchillas, que puede adquirirse en las tiendas especializadas, y como es un alimento balanceado tiene todos los nutrientes necesarios en su dieta.

Otros alimentos que disfrutan mucho son las frutas, frutos secos, galletas y barritas para roedores. Además, es muy importante proveerles agua fresca para que beban a voluntad, y si donde vivimos es muy clorada será mejor darles agua mineral.

Otro dato importante es que no hay que bañar a las chinchillas: para su higiene contamos con la marmolina, una arenilla propia para su aseo..