Chow Chow: historia de la raza


11 No pocas personas, al ver a un perro Chow Chow, piensan rápidamente en una especie de oso canino.

Tal vez esas personas no estén tan alejadas de la verdad si buscamos los orígenes de esta raza. Según se dice, hace millones de años, el Hemicyon era un intermediario entre el Cynoelesmus (antepasado remotísimo de los caninos) y el Daphoneus (que cuenta entre sus descendientes a los osos).

Este Hemicyon permitió el origen del Simicyon, que era un animal que estaba a medio camino entre el zorro y el oso. Este Simicyon se cree es el antepasado más viejo y directo del Chow Chow. Además del parecido, un detalle fundamental es que, a diferencia de las otras razas caninas, el Chow Chow tiene 44 dientes, mientras las demás tienen 42.

Sucede lo mismo con los osos. Además, los que han investigado a fondo la raza dicen que es ancestro del Samoyedo, Elkhound noruego, Pomeranian y Keeshond.

En la Dinastía Tang, los miembros de la Casa Imperial ya cuidaban de estos perros y llegaban a tener títulos mobiliarios. Incluso, hay evidencias de que los emperados llegaron a poseer más 25.ooo parejas de estos perros..