Coccidios, los parásitos microscópicos de nuestras mascotas


11 Los coccidios son parásitos protozoos comunes en perros, gatos y aves, especialmente cuando son jóvenes, por lo general se lo relaciona con la ingesta masiva de sus huevos (ooquistes) en recién nacidos. Se asocia con hacinamiento, condiciones insalubres, stress elevado en lugares como criaderos, refugios, hospitales, gateríos, etc.

Son más propensos a sufrir esta parasitosis los animales con enfermedad concurrente, desnutrición e inmunosupresión. Los huevos se encuentran en las heces del animal infectado, y se hacen infecciosos para otros animales dentro de 1 a 7 días, dependiendo de la temperatura.

Los síntomas más comunes incluyen diarrea, dolor abdominal, deshidratación, y pérdida de peso y de apetito. El diagnóstico veterinario se efectúa examinando las heces, utilizando el mismo método empleado para la detección de áscaris y anquilostomas, es decir, observando la materia fecal en el microscopio. Existen medicamentos específicos que controlan a la coccidiosis pero la salud general del animal y la función del sistema inmunológico son muy importantes. Fuente: mascotia.