¿Cómo educar al gato?


11 Educar a un gato es fundamental para garantizar una buena convivencia y para preservar la salud de nuestra mascota.

En realidad, los gatos tienen una excelente capacidad para aprender, lo que ocurre es que debido a su naturaleza muchas veces no toleran bien que les den órdenes, y prefieren seguir sus instintos cazadores. Para una educación exitosa, el gato tiene que ser enseñado desde pequeñito, así podrá adquirir los hábitos que le vayamos inculcando.

Estos incluyen una correcta alimentación e higiene y, por supuesto, que aprenda a hacer sus necesidades en el sitio apropiado. Para ello, nos podemos valer del cajón de arena o de piedras especiales para gatos, que es primordial mantenerlas limpias para que el felino se sienta cómodo al usarlas. Deberemos limpiarla todos los días, retirando las heces, y cambiar su contenido una o dos veces por semana. También desde temprana edad hay que cepillarlos y bañarlos, aún teniendo en cuenta que a los gatos no les gusta el agua: usaremos agua tibia y champú especial.

Para sus uñas, nos podemos usar un rascador y también de vez en cuando podemos cortárselas. La alimentación es otro factor que hay que cuidar mucho: si no lo hacemos el instinto de los felinos los llevará a cazar su alimento, así que es mucho mejor que aprendan a comer el alimento balanceado especial para gatos desde chiquitos. También hay que enseñarle al gatito los sitios y elementos de la casa a los que no debe acercarse, porque de lo contrario podrá incluso dañar su salud.

Es el caso de los electrodomésticos y demás artefactos eléctricos. Además, evitar los paseos prolongados del gato, porque muchas veces, generalmente cuando sale a buscar pareja, puede volver lastimado. La única forma de lograrlo es imponiendo obstáculos físicos o, como hacen muchos, castrando al animal para que no salga tanto y no se haga daño en ningún momento. Referido: Mascotas y Hogar.