Cómo evitar el sarro en mascotas


11 El secreto no es tal en el caso de la prevención del sarro en las mascotas.

Es simple: hacer lo que hacemos los humanos, mantener la higiene dental. Es a partir de los seis años que las mascotas comienzan a necesitar soluciones a los problemas de dentadura que tienen.

Entre esos problemas el más común es el sarro, que no es otra cosa que la acumulación de placa bacteriana en la dentadura. Hay que cepillarle los dientes periódicamente, por lo menos dos veces a la semana. Pero no solo los dientes, sino también las encías.

En especial para combatir el olor desagradable que expide la boca cuando el sarro ha atacado las encías..