Cómo reconocer a un veterinario falso (II)


11 Como hablamos en la primera parte, muchas veces, por desconocimiento, comodidad, o por buscar precios más económicos, podemos caer en manos de veterinarios que no son, y sin la preparación adecuada recetan, hacen tratamientos, operan!, pudiendo perjudicar o matar al animal, con el daño que genera para sus dueños, sobre todo si hay niños en la familia. Repito, es muy raro encontrar un veterinario falso, pero en el caso de tener la desgracia de encontrarlo, hay ciertas cosas que los delatan.

Vamos a mostrar qué cosas muestran que un veterinario es un verdadero profesional, ya que son muchas y están presentes aunque no les prestemos atención en un primer momento: 1) RECETA: Siempre debe incluír Nombre del profesional, domicilio, teléfono, firma del veterinario y sello que diga "médico veterinario", con número de matrícula profesional.

La receta debe ser correctamente impresa con el nombre del veterinario y domicilio del consultorio, número de matrícula que debe coincidir con el sello. A veces no son impresas sino que son publicidad de laboratorios, éstas también sirven. 2) DIPLOMA DE TÍTULO PROFESIONAL: Nunca debe faltar en el consultorio, y también veremos otros diplomas más pequeños que son de cada curso postgrado al que haya asistido para especializarse.

El diploma habla por sí solo, diciendo nombre del profesional, universidad donde estudió, en qué año terminó su carrera, en qué se especializó. No olvides leer la tercera parte que publicaremos en unos días! (La foto es de uno de los mejores veterinarios de Nueva York, Andrew Kaplan) Fuente: doctorka.bligoo.