Cómo ser el líder de la manada (I)


11 Es importante tener en cuenta el gran valor de la educación de los perros en edad temprana, que es la etapa en la que se puede incidir activamente en su conducta.

Cuando el animal crece, habrá que elaborar estrategias más complejas para su educación. Casi todos los comportamientos inadecuados de las mascotas pueden tratarse con terapias específicas en las cuales se deberá tener en cuenta las características y particularidades de cada animal y de sus dueños. Es importante que el perro se sienta en un ambiente seguro y debes actuar con él de modo que se sienta en una manada: simula una jerarquía, sé vehemente, coherente y sereno. Esto tiene efecto exitoso tanto en animales pequeños como en adultos.

La diferencia será que en estos últimos el proceso puede llegar a tomar más tiempo, debido a que tendrá comportamientos arraigados. Las bases de la educación de un perro requiere que adoptes una coherencia a la hora de aplicar normas, debes mostrarte sereno ante ellos y marcarle límites desde el principio de vuestra relación. Demuéstrale que eres el líder. Los perros contemplan a los miembros de una casa como si se tratase de su manada en la que deberá ubicarse.

Debes, por tanto, procurar mostrar que estás por encima de él en las decisiones y en las normas a seguir. Es importante, por tanto, crear un ambiente seguro donde el perro no detecte peligro.

No le añadas responsabilidades y sé su líder. Ellos vivirán felices y obedecerán a tus indicaciones. En una próxima entrega veremos con qué actitudes deberás mostrarle que eres el líder. Les espero allí..