Cómo tratar una herida en animales


11 Nunca está de más saber un poco de primeros auxilios en animales, ya que no sabemos cuándo nuestro travieso amigo sufrirá un accidente. En esta ocasión veremos cómo tratar heridas cortantes o por desgarros.

Lo primero a hacer es frenar la hemorragia, esto se logra haciendo presión sobre la herida, o utilizando una solución de percloruro de hierro medicinal. Si el corte es superficial, bastará con desinfectar con agua oxigenada medicinal, ya que la espuma que se produce remueve restos de sangre seca, tierra o cualquier otro contaminante que pueda producir una infección.

Normalmente no requieren vendajes, además de que durarán muy poco sobre nuestra mascota o pueden acumular humedad y hacer que la herida se infecte. También son muy buenas las soluciones con yodo-povidona, y pueden aplicarse luego de los enjuagues con agua oxigenada, o como único desinfectante, luego de enjuagar la herida con agua hervida o solución fisiológica. Es muy importante aclarar que los desinfectantes del tipo del merthiolate son tóxicos para los gatos, que acostumbran lamer las heridas.

Esto es porque son soluciones que tienen mercurio.

Si es posible, evitar su uso en animales. Si la herida es más extensa, tendremos unas pocas horas para que el veterinario las suture, pero pasado este tiempo será más complicado ya que no podrá cicatrizar y el veterinario deberá cortar los bordes muertos, pudiendo necesitar anestesiar al animal. Una medida casera es (si la herdia no está desgarrada), luego de que cesó el sangrado, unir los bordes prolijamente y pegarlos con adhesivos instantáneos que contengan cianocrilato ("La gotita").

Pero, si pasó ese tiempo y la herida no es muy extensa se la deja cicatrizar "por segunda intención": Habrá que desinfectar y agregar azúcar de cocina dentro de la herida, para que los tejidos débiles se activen y cicatricen..