Comportamiento de los gatos en celo


11 A veces vemos a nuestros gatos comprotarse de una manera extraña.

Maúllan mucho, gritan, marcan los muebles con su orina, se pelean, se revuelcan en el suelo...Todos ellos son signos de un período de sexualidad activa en nuestros felinos.

El video muestra a una hembra. En los machos, las actitudes son el maullido, con un tono de voz más grave y potente, de mayor duración, un tanto disfónico a veces. Generalmente se pasean por la casa maullando, como buscando algo, o se asoman por ventanas o directamente escapan por los techos. El marcaje por medio de la orina es una actitud infaltable ya que con ello están dejando su huella para las posibles enamoradas que pasen por allí, y en pocos casos dan resultado los aerosoles o métodos para evitar que orinen todo lo que se les ocurra.

Las peleas con otros machos son normales, y en más de una ocasión volverán a casa lastimados, o en el peor de los casos, no volverán. Con respecto a las hembras, los maullidos son iguales, y en muchas ocasiones más frecuentes y molestos, no marcan territorio con su orina aunque existen excepciones, pero están más atentas a las caricias de sus dueños, y con frecuencia las expresiones de caiño terminan con la gata revolcándose en el piso como si estuviese poseída.

Elevan la cola y hacen movimientos con sus patas traseras para atraer a los machos..