Consejos cuando un perro ladra demasiado


11 Consejos cuando un perro ladra demasiado.

Tu mascota ladra.

No se trata de un ladrido de duración normal, sino excesiva: ladra a los vecinos, ladra a otros perros, ladra a las visitas, salta sobre las personas... Una serie de comportamientos que te tienen preocupada.

Antes de que la frustración se apodere de tu ánimo, sigue leyendo y descubrirás cómo actuar en estos casos. Ladrido territorial Los perros ladran para remarcar un territorio.

Es decir, delimitan un espacio (o a una persona) propio mediante el ladrido. No obstante, este sonido nunca es excesivo como el caso que nos ocupa.

El, digámoslo así, ladrido territorial no es molesto ni largo. El ladrar en exceso implica que tu mascota está buscando satisfacciones en otro lugar.

Probablemente, anhela buscar emociones fuera de la casa. Que tu perro tenga este comportamiento puede deberse, entre otras cosas, a la falta de ejercicio.

No se trata de que corra por el patio trasero, sino de que le saques a pasear_ en una larga y agradable caminata_. Si tu perro corresponde, además, a una raza enérgica (como un terrier) esta teoría se ve reforzada.

Probablemente, también padecerás la desobediencia por parte de tu mascota (no acude cuando le llamas ni te hace caso) debida a su insatisfacción. No le grites, sigue el consejo aportado y tu mascota cambiará su actitud y volverá a obedecerte..