Consejos para bañar perros


11 El primero de los consejos para bañar perros es que lo hagas cuando realmente tu mascota lo necesite, ya que el exceso podría provocar que su piel pierda sus propiedades protectoras naturales, con la consecuente sequedad e irritación. Escoge un buen champú, que esté especialmente formulado para la piel de tu perro, porque ellos no tienen el mismo pH que nosotros.

Es aconsejable que lo diluyas, a menos que sea antiparasitario, para que se distribuya mejor por todo su pelaje. El aclarado es importantísimo.

Usa siempre agua tibia. No hay que dejar ningún resto de jabón en la piel del animal, ya que eso le podría producir irritación, picores y diversos problemas en la dermis. Después es aconsejable aplicar un buen acondicionador, a efectos de que su pelo esté bien hidratado y sedoso y no se le formen tantos nudos, facilitándose así el posterior cepillado. Para secarlo,  primero hazlo con la toalla, con mucho cuidado de no enredarle el pelo.

No es recomendable frotar el pelaje; lo mejor es estrujarlo poco a poco, empezando por las raíces, hasta llegar a las puntas. Y, finalmente, para eliminar la humedad por completo, aspecto fundamental del baño, deberás utilizar un secador, mientras le cepillas el pelo cuidadosamente..