Consejos para comprar perros


11 Imagine que hay más tres centenares de razas de perros.

Lo cual se convierte en una gama de posibilidades pero también en pasto para la indecisión a la hora de adquirir uno.

Pero hay requisitos transversales, con sus variables correspondientes, que hay que tener en cuenta. En primer lugar, saber qué raza elegir según algunas condicionantes. Se debe tener presente el lugar de que se dispone para albergarlo, las características de la raza en cuanto a forma de vida como la del propio posible dueño.

El sexo, el tamaño y la edad también son realidades en las que fijarse.

En cuanto al tamaño, siempre las razas más pequeñas son inquietas, pero se adaptan con mucha facilidad a un ambiente familiar numeroso. Hay algunas cuyos dientes, por ejemplo, son más filosos que otros y su predisposición al juego hacen que los niños sean vulnerables a algún tipo de accidente o daño. Para la convivencia con otro perro de menor porte, las razas más grandes suele presentar algunos inconvenientes, pues están en muchas circunstancias impelidos a atacar, por lo que el cuidado y el control deben doblarse.

Sin embargo, hay que decir en descargo de los más crecidos que son fieles y pacíficos compañeros de los niños, especialmente si han llevado cercana a ella desde el inicio de su crecimiento..