Consejos para evitar la obesidad en gatos


11 Es evidente que la obesidad resulta un problema mundial para las personas, pero también lo es para las mascotas y, por supuesto, para los gatos.

Hábitos desordenados de alimentación, descuidos de los dueños, falta de educación alimentaria, entre otras cosas, son los motivos comunes de esta realidad. Por ello, la educación y los hábitos son centrales en la manera de evitar la obesidad en las mascotas. Es fundamental que los gatos sean educados desde cachorros para prevenirlos de los peligros de la obesidad.

Aquí la cuestión es la siguiente: Entender que procurarle un bienestar alimenticio no implica darles, por ejemplo, sobras de comida, menos aún a cualquier hora. La educación comienza  por el propio dueño. Así como es necesario que se eduque a los gatos a comer lo estrictamente recomendado desde el punto de vista nutricional y sanitario.

La actividad física se convierte en un complemento inseparable, pues muchas veces la causa de la obesidad tiene que ver con la nula actividad del animal. Es el mismo sedentarismo el que impele al animal a desarrollar la patología.

Por ello, hay que cambiar sus hábitos, hacerlos salir más seguido y sistemáticamente para dar paseos; y si es posible llevarlos a lugares en donde puede moverse a sus anchas..