Consejos previos a la hora de adquirir una mascota (II)


11 En una entrega anterior hemos comenzado a repasar algunas cuestiones fundamentales a tener en cuenta a la hora de adquirir un perro.

Las nociones básicas de la misma han sido: responsabilidad, tiempo disponible y manteniento. En esta entrega seguiremos repasando algunos puntos importantes.

No olvidéis que un perro es un ser viviente, no un juguete. Por tanto requerirá de nuestra atención responsable.

Veamos. Muchas veces el ímpetu y el deseo por tener una mascota lleva a muchas personas a cometer errores.

Uno de los más frecuentes es llevar a un perro a casa, lejos de su madre, antes de los dos meses de vida. Esto será muy perjudicial para el cachorro, quien necesita de la leche de su madre en su primera etapa de vida, de modo que puede adquirir las defenzas que su cuerpo necesita. No olvidéis que los animalitos reciban en ese lapso todas las vacunas requeridas; en caso contrario, aplicárselas cuando se los adquiere. Ten en cuenta siempre la raza. Si bien no es obligatorio que el perro no sea mestizo, escoger una determinada raza os asegurará que el perro posea determinadas características en el comportamiento, unas que encajen con vuestras necesidades y vuestra búsqueda. Una vez adquirido, es importante afirmar el rol de líder.

La educación del perro en edad temprana, ya lo sabemos, es de veras fundamental.

Si bien ellos querrán a todos los miembros de la familia, identificarán al más fuerte de la manada. De esta forma nos eligen. Una vez que todos estos conceptos han sido asimilados y puestos en marcha, ya se está preparado para adoptar o comprar un perro.

¡No olvides que llevar un perro a casa no es comprar un osito de peluche! Esperamos que estos consejos hayan sido de vuestra utilidad..