Contagio de leishmaniosis canina


11 Como ya vimos, el origen de la leishmaniasis se debe a un mosquito cuyo nombre es phlebotomo.

El contagio está condicionado por el hecho de que hay zonas, en especial las mediterráneas, en donde este mosquito abunda. Es decir, no se puede dar que un animal o una persona se contagie de leishmaniosis directamente al tener contacto con otro animal u otra persona.

Siempre tiene que haber un intermediario: el mosquito del cual hablamos y que sirve de medio de transmisión al parásito que produce la enfermedad. Las posibilidades de contagio suben en determinadas épocas. En este caso, más o menos por abril o mayo es cuando las temperaturas más cálidas posibilitan la aparición y reproducción de estos mosquitos.

Allá por setiembre u octubre comienza de nuevo a bajar las posibilidades de contagio. El mosquito está activo especialmente en la puesta y la salida del sol..