Control natural de pulgas


11 Para evitar la proliferación de las pulgas se debe asear periódicamente la vivienda y sus habitaciones, esto es importante, dado que los huevos, larvas y pupas se desarrollan en el medio externo y los estados adultos se guarecen en esos mismos sitios. Debe aspirarse todo vestigio de polvo o tierra del piso y alfombras, procurando moverse muebles, camas y otros enseres que permanecen por largo tiempo en un mismo lugar.

Asear lugares donde duermen o permanecen los animales tales como perros y gatos, especialmente lavar y cambiar las cobijas, etc. Para repeler pulgas: - Esparcir semillas de camomilla, lavanda o cilantro en el canasto de tu mascota. - Plantar estas hierbas en el jardín o patio.

El olor de estas plantas repele las pulgas. - Masajear al animal con aceite de eucalipto. - Colocar ramas de eucalipto bajo las camas, esto ahuyenta a estos insectos. - Darle ajo en las comidas a las mascotas. - Utilizar cáscaras de naranja y agregar agua hirviendo, tapar y dejar reposar, cuando el agua se torne de color naranja, se cuela. Lo aplicamos sobre el cuerpo de la mascota al finalizar el baño. - Fumigar con agua y aceite de lavanda las habitaciones de la casa u oficina para ahuyentarlas. - Hacer una mezcla con 30 ml de aceite de oliva con 10 gotas de aceite esencial de lavanda, tomillo o eucalipto y esparcir en el lugar infestado.

Frotar a las mascotas con unas gotas de esta preparación. Muchas veces se presenta una plaga de pulgas, cuando una casa o habitación ha estado sin moradores.

Muy efectivo resulta el siguiente truco: en una habitación cerrada poner un plato con una vela, con agua, un poco de lavalozas y aceite. Dejar durante varias horas, las pulgas saltan a la luz y se ahogan en el plato con agua.

El lavalozas evita que queden flotando. Fuente: olca.