Cuándo servir a mi perra (I)


11 El celo de las perras presenta variaciones de acuerdo a la raza.

Las más pequeñas se alzan por primera vez entre los 6 y 9 meses, y las razas grandes entre los 9 meses hasta el año.

Estos números son aproximados, y hay perras que sólo se alzan a los dos años del nacimiento. Luego de este ciclo, le sigue un período de inactividad sexual, que tampoco es fijo. El intervalo entre dos celos puede durar entre 4 meses y un año, siendo que el promedio es de 6 meses. El celo ocurre cuando en el ovario de la perra comienza el desarrollo de folículos que originarán los óvulos, que a su vez segregan estrógenos, responsables por los síntomas del celo.

La ovulación se produce cuando los folículos liberan los óvulos, y la fertilización ocurre entre 4 y 6 días después de la ovulación. Tres etapas forman el celo: primero la vulva de la hembra se hincha y presenta un sangrado, los machos se sienten atraídos por la perra, pero ella no permite el servicio.

Pasados unos 11 días, la vulva se vuelve más blanda, aunque sigue hinchada, la secreción se hace más clara y la hembra comienza a aceptar al macho. Posteriormente, se deshincha la vulva, cesa la pérdida y la hembra deja de aceptar al perro. Referido: Foyel.