Cuidado del pelaje del gato persa


11 Como ya te hemos comentado al referirnos a los gatos de pelo largo en general, el gato persa, ejemplar perteneciente a la raza de pelo más largo de todas, requerirá de tu parte mucho cuidado y dedicación en orden a que le ayudes a conservar su espléndido pelaje saludable, bello y en óptimas condiciones. Cuando el gato persa es un cachorrito luce un pelaje suave y brilloso que luego, a medida que crece, se va tornando más y más áspero, denotando la presencia de nudos, y además comienza a caérsele.

Si no le quitas el pelo muerto, tu gato se lo lamerá y lo tragará, con los perjuicios que ello trae aparejado. Lo primero que debes hacer es peinar correctamente a tu gato.

Deberás tener dos tipos de peine: uno con las púas separadas y otro con las púas más juntas. El primero, para cuando tu gato presente nudos.

A continuación deberás pasarle el de púas juntas para desenredárselo mejor.

Siempre deberás peinar a tu gato a favor del pelo. Para el cepillado de tu gato deberás usar una carda de púas blandas pequeña, pues de lo contrario podrías dañarle la piel. Es importante que lo cepilles al menos una vez por semana, eliminando el pelo muerto y el más débil, favoreciendo así el crecimiento de pelo nuevo más fuerte y resistente. El cepillado se debe realizar siempre a contrapelo. Algunos especialistas aconsejan pasarle talco al gato por todo su pelaje para evitar temporalmente que se le enrede y que  se le formen nudos.

De todos modos, no se debe abusar de este recurso: con una vez por semana será suficiente, ya que  podría ser peligroso tanto para la hidratación de su piel como para su sistema respiratorio. Relacionados: Gatos de pelo largo Razas de pelo largo: el Persa Cuidados del Gato Persa.