Cuidados de las ardillas (I)


11 Si aún teniendo en cuenta las posibles dificultades te has decidido por tener ardillas en casa, ten en cuenta lo que voy a detallar a continuación. Como estos animalitos son pura acción, y pueden llegar a meterse en cualquier escondite, no pueden tenerse sueltos en la vivienda, habiendo la necesidad de criarlos dentro de una jaula.

Por este mismo motivo, es imprescindible que ésta sea de buenas proporciones, para garantizar el bienestar del animal y que no se estrese. Además, tendrá que estar condicionada de acuerdo a sus hábitos.

Una buena opción es colocar en su interior ramas, troncos, cuerdas y demás objetos donde las ardillas puedan jugar y esconderse. Y sería bueno ponerle un fondo de cemento para que, en caso de que la ardilla comience a excavar, no pueda escaparse. La alimentación de una ardilla no requiere demasiados cuidados porque puede ser de lo más variada, desde semillas, hierbas, frutos, vegetales y hasta insectos, siempre acompañados de agua fresca.

Las semillas de girasol son uno de sus alimentos predilectos, pero cuidado con las cantidades porque engordan mucho. Otras preferencias son las manzanas, zanahorias, brócolis y arvejas.

No dudes en dárselos, y si puedes también ofréceles insectos, que son muy nutritivos y ayudar a mantenerlas saludables..