Cuidados del Bulldog Francés


11 El Bulldog Francés, una raza muy especial, requiere algunos cuidados específicos para garantizar su salud, belleza y bienestar.

Te he traído hoy los principales. La mejor alimentación para el Frenchie es la ración de buena calidad, y la frecuencia adecuada es de dos veces al día, aunque se acostumbra a darles de comer a los cachorros de Bulldog Francés tres veces o más. El alimento balanceado de tipo BARF (Biologically Appropiate Raw Food, es decir "alimento crudo biológicamente apropiado") es la alternativa más adecuada para esta mascota, porque ayuda a mantener limpios sus dientes, mejora la calidad del pelaje y los olores característicos del perro, además de ser de un sabor exquisito para el Bulldog Francés. En cuanto a los ejercicios, hasta el año y medio no es bueno que esta mascota de muchos saltos, porque este tipo de movimiento, si es muy repetido, puede causarle deformaciones en sus patas debido a la presión ejercida sobre las articulaciones. Otro cuidado se refiere al calor: es muy sensible a las altas temperaturas, con riesgo de sufrir ataques de calor que pueden hasta provocar la muerte del animal.

Una respiración ofegante y el enrojecimiento de la cara interna de sus orejas indican riesgo de ataque. En cuanto a la higiene, además de los baños periódicos limpia dos veces por semana las arruguitas de la cabeza de tu perro, con un algodón embebido en agua, y luego sécala. Las orejas deben limpiarse una vez por semana con el producto que indique el veterinario, en general a base de clorexidina. Referido: Chantilly Exclusive.