Cuidados del Gato Persa


11 En su edad de cachorro, prácticamente todos los gatos tienen una gran necesidad lúdica: necesitan entretenerse con algún objeto y con alguna actividad.

Jugar, en suma.

Eso no desaparece nunca en el caso de los gatos persas. Es decir, ellos quieren y es trascendental proporcionarles horas de juego dentro de la cotidianidad. Su sed de entretemiento debe estar saciado, para lo cual es ideal que lo acompañes tú o, en todo caso, le compres algunos juguetes que sean de su agrado. Así también, los gatos persas deben ser cepillados diariamente.

Durante todo el año ellos mudan el pelo, lo que les hace perder bastante el pelaje, que a veces va a parar a lugares no convenientes. Por otro lado, sufre la amenaza de que el pelo le termine provocando la formación de nudos que, además de tener un no muy buen aspecto, pueden afectar directamente su salud. No es mala idea bañar al gato, por lo menos 4 veces al año.

Para eso, debes adquirir un shampoo especial. Incluso, es importante cepillarlos con algún shampoo seco con el cual puedes cepillarlo..