Curiosidades animales. El gato que recorrió kilómetros en busca de sus dueños


11 Sugar, gato persa de color crema, era el orgullo y la alegría de Mr.

y Mrs.

Stacy Woods, de Anderson, California. La pareja decidió abandonar la zona en 1951, pero como Sugar tenía miedo a los coches, decidieron de mala gana dejarlo a unos vecinos.

Conducir el coche hasta su nueva residencia, en una casa de campo de Oklahoma, sería ya bastante complicado sin tener que habérselas con un gato molesto. Los Woods salieron para la población de Gage y probablemente pensaron poco en Sugar mientras montaban su nueva casa.

Pero un día, catorce meses más tarde, Mistress Woods estaba cerca del henil cuando un gato saltó a través de la ventana y se posó en su hombro. Naturalmente, Mrs.

Woods se sobresaltó y se quitó el gato de encima.

Pero, al observarlo con más atención, vio que se parecía extraordinariamente a Sugar. Ella y su marido adoptaron pronto al felino y comentaban con frecuencia el parecido. A pesar de la coincidencia, ni Mr.

ni Mrs.

Woods creyeron que aquel gato fuese Sugar hasta varios días más tarde. Mr.

Woods estaba acariciando al felino cuando advirtió el hueso deformado de la cadera del gato.

Era, exactamente, el defecto que tenía Sugar. Cuando al fin se pusieron en contacto con sus antiguos vecinos de California, los Woods se enteraron de que Sugar había desaparecido pocas semanas después de su partida.

Los vecinos no habían comunicado la desaparición a la pareja, temiendo que les disgustaría la noticia..