Del castizo caballo


11 Del castizo caballo descuidado el hambre y apetito satisface la verde hierba que en el campo nace, el freno duro del arzón colgado; mas luego que el jaez de oro esmaltado le pone el dueño, cuando fiestas hace, argenta espuma, céspedes deshace, con el pretal sonoro alborozado. Del mismo modo entre la encina y roble, criado con el rústico lenguaje, y vistiendo sayal tosco he vivido; mas despertó mi pensamiento noble, como al caballo, el cortesano traje: que aumenta la soberbia el buen vestido. Tirso de Molina.