Displasia de cadera en perros


11 La displasia de cadera o displasia coxofemoral es una enfermedad degenerativa que afecta la articulación de la cadera con el fémur.

Afecta principalmente a razas grandes como Pastor Aleman, San Bernardo, Rottweiller, Terranova, Chow Chow, Pug, en fin, unas 40 especies, y curiosamente los perros mas afectados son los Bulldog, con un 73% de incidencia. Esta patología es hereditaria y congénita, es decir, la padecen desde el nacimiento.

Afecta a las razas grandes y gigantes ya que aumentan rápidamente de peso teniendo su esqueleto todavia inmaduro, con calcificación lenta. Los síntomas son muchos: van desde el paso tambaleante, hasta la limitación para moverse, acompañada de dolor. Se los ve cojear, hacen pasos cortos, o se los ve mover las patas juntas, como dando saltos de conejo o galopando. Cuando no se trasladan, los vemos parados con las patas muy juntas para soportar mejor su peso; les cuesta echarse en "posición de esfinge" luego del ejercicio; les cuesta levantarse y suelen presentar calambres, tanto durante el ejercicio como luego de realizarlo. La enfermedad se diagnostica haciendo radiografías de cadera luego de los 12 meses de edad.

Pero lo feo de esto, es que los criaderos saben muy bien que venden perros con displasia, ya que es una enfermedad hereditaria, pero nunca lo comunican al comprador.

Exijamos comprobantes de que las mascotas que compramos son libres de displasia..