Dolor en gatos


11 Según podemos comprobar nosotros mismos si conocemos lo suficiente a nuestro gato, cuando éste sufre dolor es mucho más difícil darse cuenta, a diferencia de los perros, cuyos signos suelen ser lo suficientemente claras. Sin embargo, por más hábil que sea tu gato para esconder su dolor, hay detalles que puedes tener cuenta para encontrar la respuesta a tus dudas. En primer lugar, los gatos suelen andar cabizbajos; a veces, también, suelen estar sentados o tumbados de una manera poco común, boca abajo por ejemplo.

En muchos casos, los gatos disminuyen evidentemente su ritmo de movimientos, y en otros no se mueven ni para hacer sus necesidades. Los gatos también suelen dejar de beber o de comer cuando el dolor es muy agudo.

Su humor cambia sobremanera, pues ya no juegan como solían hacerlo, se esconden a menudo y se manifiestan agresivos. Son síntomas, entre otros, que te demuestra que están sufriendo algún tipo de dolor que debe ser sanado. Relacionados: Tratamiento contra el dolor en gatos - Señales de dolor en mascotas - Señales de dolor en mascotas.