El amor del hombre es el amor de los animales


11 Debo mencionar algunos libros como La vida amorosa de los animales, del alemán Vitus Drösher y ¿Por qué amamos? de la estadounidense Helen Fisher, personas que han sentido de alguna manera las ganas de entendernos, entendiendo primero a nuestros hermanos menores. Ya desde la mitad del siglo pasado viene floreciendo y difundiéndose a pasos ansiosos la ciencia llamada etología, dicha ciencia estudia el comportamiento y la psicología de los animales, que mucho tiene en común con el comportamiento y psicología del hombre. Por ejemplo tenemos plasmado en aquellos libros, una muestra tan real de nuestras propias pasiones, el lado tierno de las personas, los celos desmedidos y esos arranques de locura que se emparientan con tigres, elefantes, zorros, aves y castores.

En sus páginas nacen y nos cuentan nuestra propia vida, como los osos pardos que llegar a ser dulces, los elefantes que pierden el apetito y se obsesionan y los tigres amantes que suelen ser posesivos y autodestructivos. El ser humano para entenderse debe primero entender a todos los conceptos de la naturaleza y los hijos de ella, que siendo nosotros también sus hijos, pues ellos son nuestros hermanos, muchas de nuestras expresiones racionales e irracionales se encuentran como el eco de la vida de los animales, un género al que también pertenecemos y no debemos olvidar..