El camaleón del Yemen


11 El camaleón del Yemen tienen su origen en la frontera entre Yemen y Arabia Saudita.

Es un reptil arbóreo que habita en las mesetas, bosques y valles de las zonas montañosas.

Puede vivir tanto en la cumbre de los árboles como en los arbustos cerca de la tierra, y es uno de los camaleones más resistentes a situaciones extremas tales como las sequías.  Los rasgos físicos de este camaleón difieren mucho según su género. Los machos son más grandes, y pueden llegar a medir entre 53 y 59 cm de largo. Su colorido es brillante y llamativo: el verde pastel de su base se mezcla con tonos turquesa, amarillos, anaranjados o bandas negras que desarrollan en la etapa adulta. Las hembras son más pequeñas, alcanzando entre 25 y 36 cm en pleno desarrollo.

La cabeza y su cresta también son menores que en el caso del macho, aunque su cuerpo pesa más.

Se destaca el verde claro de su piel, y cuando son adultas desarrollan tonos blancos, anaranjados y amarillos que se fusionan en un vibrante juego de colores. Estos camaleones se caracterizan por su hostilidad. Este carácter se da sobre todo en los machos adultos, más agresivos y territoriales, que no pueden estar nunca juntos.

Deberás tener cuidado con ellos, ya que podrían sufrir alguna mordedura inesperada. Las hembras, en cambio, se toleran mejor entre ellas, excepto en la época de cría. Ante la sensación de amenaza, el camaleón del Yemen puede reaccionar de forma tímida.

Se protege apretando su cuerpo en postura fetal y oscureciendo el color de su piel hasta el momento en que recobra la seguridad. Este comportamiento, llamado mimetismo, es típico de todas las especies de camaleones. El terrario donde habitará tu camaleón deberá tener una altura de al menos 120 cm de alto y 80 cm de ancho.

Deberás mantenerlo a una temperatura de entre 27 y 29ºC durante el día y de entre 18 y 22 ºC por la noche, mediante una lámpara halógena o infrarroja.

La humedad relativa deberá ser del 50-80%, mediante sistema de goteo o de pulverización. La dieta de tu camaleón del Yemen deberá basarse principalmente en insectos, siendo los verdes sus preferidos. Los grillos serán un alimento básico para él, pero deberás añadirle, por ejemplo, gusanos, langostas, cucarachas, saltamontes o moscas domésticas.

Conviene que en lo posible evites darle hormigas, debido a su contenido de ácido fórmico. Relacionados: ¿Por qué cambian de color los camaleones? (I) ¿Por qué cambian de color los camaleones? (II).