El celo de las gatas


11 Las gatas, en general, suelen encontrarse en celo dos o tres veces al año, casi siempre en primavera, verano y otoño, lo que se corresponde con los meses que van de febrero a junio. La particularidad que se da en las gatas es que las mismas pueden estar en celo en etapas que se ven distanciados por algunos días solamente, y luego viene un importante período de reposo. Si bien es cierto es siempre recomendable que las gatas desarrollen su celo y procreen a partir de los 7 u 8 meses, hay oportunidades en que las mismas tienen su primer periodo a los 4 ó 5 meses y otras a los 1 año y medio. El proestro es la parte inicial del celo, cuando la gata presenta una elevada concentración de  estrógeno en la sangre, lo que la hace muy atractiva para el macho, aun cuando aún no se encuentre receptiva. Luego de esa etapa viene el celo propiamente dicho, es decir, el consumado (cuando existe monta), o el de la gata que se encuentra apta para recibir al macho.

Esta etapa puede durar más de una semana a veces..