El gato bailarín


11 La música disco, sabíamos, puede mover el esqueleto de cualquier ser humano.

Pero lo que no sabíamos es que también puede hacerlo con el de los felinos, a veces tan ariscos y reservados que sorprende esta afirmación. Bueno, eso es lo que se desprende de este vídeo, aún cuando parezca "aggiornado" por sus editores.

Lo cierto es que si uno le pone una música movida a los movimientos de su mascota, es muy probable que coincidan graciosamente ambos..