El gato Bengala o Bengalí


11 Este gatito es el resultado del intento de combinar el temperamento del gato doméstico y las características de un gato salvaje, digamos que es el producto de un cruce, ocurrido en EE.UU.

en 1963 entre un gato doméstico y una gata Leopardo Asiática, una de las gatitas fue cruzada después con su padre.

Su nombre desciende del nombre científico del gato leopardo (Felis Bengalensis). La cría selectiva comenzó en los 80, en Arizona, Estados Unidos. Peso: 9-12 lbs. Color: Posee grandes manchas alineadas en rayas horizontales. Sus colores van desde la familia de los marrones negros, incluyendo el color bisón. Ojos: Ojos ovalados de color amarillo. Apariencia General: El Bengala es un gato de tamaño mediano a grande, con una cabeza más larga que ancha, amplia y fuerte, con hocico alargado.

Orejas triangulares, separadas y ligeramente redondeadas.

Es una raza de cuerpo largo, fuerte y equilibrado. La cola es larga y puntiaguda, con anillos negros cerca de la punta. La característica principal de esta raza es su pelaje, con grandes manchas que nos recuerdan los felinos salvajes.

El pelaje es corto, grueso y suave, para mantener el pelo brillante es necesario que lo cepilles y lo frotes con un paño a diario. Carácter: Los Bengalas son inteligentes, amistosos y muy activos.

A algunos les gusta cobrar objetos y suelen disfrutar de trepar y jugar en el agua. Prefieren los juegos de tipo "gato y ratón" y de no tener juguetes, buscarán objetos en tu entorno con los cuales jugar.

Es un gato muy afectuoso, aunque independiente.

Requiere un jardín o al menos una terraza. Sus maullidos pueden sonar salvajes en ocasiones..