El gato Bosque de Noruega


11 Su nombre es una hermosa comparación.

El gato de raza Bosque de Noruega remonta su origen documentado al siglo XVI, aunque es probable que ya existiera tiempo atrás.

Es un gran cazador de ratones. Un gato perteneciente ya a los vikingos, acompañaba a los exploradores, para quienes "trabajaba" de eliminadores de roedores en sus embarcaciones. Se trata de un animal tosco y robusto, mas bien largo, patas altas, cola larga.

Su pelaje es semilargo, con abundancia en la cola y el pecho.

Su crecimiento es lento. Tiene la cabeza en forma de cuadrilátero.

Los machos adultos, en comparación con las hembras, tienen la cabeza más ancha y con mejillas fuertes. Su carácter principal son la paciencia y la tranquilidad, pero también se destacan por su inteligencia y curiosidad.

Se adaptan fácilmente al frío. Les gusta buscar los lugares frescos en días de intenso calor, treparse a lugares inverosímiles y estar atento desde lo alto a todo lo que pueda suceder a su alrededor. En cuanto a los cuidados, su pelo a pesar de ser bastante abundante, no requiere cepillado.

Según lo aceptado como norma, una incursión en su pelaje una vez a la semana basta.

En el caso de los machos, su cola suele desarrollar un pelaje importante, por lo que se recomienda cuidarla con champú seco..