El gato de Schrodinger


11 Hubo un momento en que una mascota estuvo muy cerca de lo más importante y denso de la ciencia del siglo XX.

Ese fue el de la prueba de la mecánica cuántica, cuando Schrodinger puso a un gato como parte de un experimento que probaría la divisibilidad del tiempo en el sentido de bifurcación.

Por un lado, el gato podía estar muerto y por otro vivo. Pero la novedad era que podía estar en los dos estados al mismo tiempo.  Este vídeo explica esa teoría de manera sencilla.

Es lindo ver a una mascota como protagonista principal de una creencia científica fundamental de nuestros tiempos..