El gato Habana


11 Este es un gato que tiene un origen inglés, aunque su nombre puede engañar y asemejarlo con un origen cubano.

Si miras el color de su pelo, te darás cuenta el por qué de su nombre: Habana.

Se lo llama así por el color que tiene, característico del célebre cigarro cubano. Se trata de una raza muy nueva, prácticamente diseñada. La manera en que ha sido obtenida es mediante la cruza de siameses, a los que se parece mucho, excepto por los colores. Es una raza cuyos ejemplares son muy esbeltos, con largas extremidades.

Su pelaje se presenta abundante y brillante.

Tiene un solo color, el habano. El color de los gatos norteamericanos difiere un poco de los británicos. En cuanto a su personalidad se puede decir que es un gato muy animoso y cariñoso.

Suele suceder que prefieren a un integrante de la familia en especial.

Necesita siempre de atenciones y demostraciones de afecto. No es una mascota que está al alcance de la mano, pues suele tener un precio elevado..