El gecko de cola de hoja


11 El gecko de cola de hoja es un reptil perteneciente al género Uroplatus, de la familia Gekkonidae, que está constituido por distintas especies originarias de Madagascar.

Los lugareños, supersticiosos por naturaleza, lo denominan "Taha-fisaka", que en el dialecto malgache significa "demonio" o "diablo".

Es un experto en el arte del mimetismo. Su nombre en español, gecko de cola de hoja, hace alusión a su rasgo anatómico más característico, del cual se vale cuando está reposando para defenderse de los posibles depredadores, camuflándose entre el follaje de los árboles tendiendo su cola, que exhibe un parecido asombroso con una hoja seca. Los geckos de cola de hoja miden entre 20 y 28 cm de longitud, presentan ojos grandes y prominentes, de pupila vertical, una gran cabeza de forma triangular y un cuerpo alargado que termina en una cola comprimida y plana, con contornos similares a los de una pala y aspecto de hoja seca. Son animales de costumbres nocturnas: se alimentan y desarrollan toda su actividad vital durante la noche. Se desplazan muy lentamente y son bastante tranquilos, en especial en cuanto a su trato con los humanos, aunque los machos suelen comportarse un poco más agresivamente y ser muy territoriales entre ellos. En cuanto a su hábitat como mascotas, los uroplatus necesitan un terrario amplio, más alto que ancho, ya que son arborícolas y tienden a trepar por las ramas. Demandan un alto nivel de humedad, de entre el 70% y el 83%, y una temperatura moderada, que puede variar entre los 18 ºC y los 30 ºC, según la especie de la que se trate. La vegetación deberá ser abundante.

Lo más apropiado son las plantas de hojas anchas, que no requieren demasiada luz.

También podrás incorporar a tu terrario paneles de corteza de árbol para que puedan trepar por ellos, así como ramas de distintos grosores. Las ramas de bambú son la mejor elección, y sobre ellas podrán reposar muy confortablemente. Estos geckos son principalmente insectívoros, y adoran cazar a sus presas en movimiento, por lo que comerán grillos, saltamontes, polillas, gusanos de seda, etc. El tamaño de los insectos debe ser proporcional al porte de tu mascota, que se alimentará dos o tres veces por semana si es adulta. Cada tanto incorpórale suplementos multivitamínicos y calcio. Relacionados: El gecko leopardo Terrario para reptiles: Exo Terra Hábitat Kit Desértico Cuidados del Gecko Gecko, reptil como mascota.