El hurón, un amigable compañero


11 Los hurones son animales domésticos, primos de las comadrejas, zorrillos y nutrias (también están emparentados con armiños, tejones, y mofetas.

No son roedores, y se encuentran clasificados entre los gatos y los perros, algo más cercano a los perros.

Son muy amistosos y estupendas mascotas. Si no ha visto nunca uno, la mejor forma de imaginárselos es como un animal de personalidad entre la del perro y del gato, pero de tamaño más pequeño.

Algunos son mimosos, otros más independientes, su comportamiento es muy variado, igual que ocurre con otras mascotas. Su personalidad: Son muy divertidos, muy juguetones entre ellos y con las personas, y lo siguen siendo aunque pase el tiempo y se hagan mayores.

Son también muy inquisitivos y extraordinariamente determinados. Son muy amistosos, te conocerán y te querrán, aunque puede que para comprobarlo tengas que esperar cerca de un año. Se les puede entrenar para utilizar una litera (como a los gatos) y también para hacer trucos, a la mayoría de ellos les gustará viajar contigo, subidos en tu hombro o dentro de una bolsa.

Duermen mucho, y no les molesta estar temporalmente en pequeños lugares (una jaula, por ejemplo, o una mochila), aunque necesitan correr y jugar al menos un par de horas diarias.

Los hurones viven habitualmente entre seis y diez años. Finalmente, para que puedas tener un hurón, debes asegurar que invertirás el tiempo suficiente en él, siempre primero informándote de todo lo correspondiente a su crianza..