El lince ibérico


11 Hay que partir del hecho de que es una de las razas felinas más amenazadas.

El lince ibérico está incluido en la Lista Roja de la Unión Mundial por la Naturaleza (UINC) de especies “en riesgo crítico de extinción”.  Es una especie endémica de la Península Ibérica, y se estima que en la actualidad su número se reduce a no más de 160 ejemplares.

Los machos adultos pesan un promedio de 12,8 kilogramos y las hembras sobre 9,3 kg, llegando a pesar algunos machos hasta 20 kg.  Su cuerpo está cubierto por un pelaje espeso y suave que se alarga en la cara y forma dos mechones puntiagudos y colgantes que, junto con los de las orejas, dan al animal un aspecto muy particular. El pelaje en parte gris rojizo, con manchas castañas, y en parte blanco.  Existen en la actualidad planes que apuntan a la recuperación de la especie.

Entre ellos se destaca el Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico, en Doñana.

Este es un programa de cría de linces en cautividad realizada fuera de su hábitat natural. Su finalidad es mantener una reserva de animales como salvaguarda frente a una posible extinción hasta que las condiciones de tamaño y viabilidad de la población silvestre hayan sido restauradas. .