El olfato de los perros ayuda a resolver crímenes. Primera parte


11 Cada vez más fuerzas de seguridad utilizan perros adiestrados para la búsqueda de huellas olfativas.

Cada vez más casos policiales se resuelven gracias a "sabuesos" que aportan datos que ningún hombre, por más inteligente que sea, puede encontrar en un operativo de búsqueda de huellas. Se trata del desarrollo de la "odorología", una técnica que se basa en el trabajo efectuado en los campos de memoria olfativa de los perros y que tiene a Río Negro - Argentina como referente a nivel nacional e internacional. La odorología se utiliza en investigaciones de homicidios, robos, violaciones, sabotajes, terrorismo y exhumación ilegal.

Este sistema es utilizado sólo en algunos países del mundo. La misma tiene un rendimiento de un cien por ciento de efectividad en crímenes con varios años de ocurrencia, ya que las huellas de olor pueden guardarse hasta cinco años, pudiendo ser utilizadas con correcta resolución, ya que es posible obtener huellas olorosas en los objetos y lugar de los hechos, aun cuando estén contaminados con otro tipo de olores. Fuente: Foyel.