El paseo en la educación del perro


11 No hay dudas de que el perro necesita, desde el punto de vista físico, una buena rutina de paseos para que desarrolle de manera equilibrada su salud.

Pero además, los paseos ayudan para que el can ejercite su mente en su relación con el entorno y contigo mismo. Según  César Millán, por lo menos dos veces al día debe salir de paseo (en el mejor de los casos, por supuesto, aunque esto depende mucho del tiempo con que cuentas para dedicarte al cuidado de tu mascota). Lo ideal es que el recorrido dure de treinta a cuarenta minutos en los dos casos.

Por otro lado, resulta importante que actúes como líder durante la salida, para lo cual es necesario que el perro camine a tu lado o detrás de ti. Nunca debes dejarlo ir al frente. Como ya hemos visto en otra oportunidad, quien debe tener y mostrar el control de la situación es siempre el humano (por razones de reglas y límites).

De lo contrario, la educación del perro será deficiente en sus vínculos con los humanos. .