El perro Airedale Terrier


11 Esta raza fue creada en el Valle del río Aire (lugar donde abundaban las nutrias) en la región de Leeds que se encuentra dentro de Yorkshire, Inglaterra.

Al principio se la denominó Waterside Terrier, por su aptitud para el agua, y también Bingley Terrier ya que fue en una exposición realizada en Bingley por el año 1879 que se lo reconoció oficialmente como raza.

Sin embargo su verdadero origen se remonta a mediados del siglo pasado, a partir del Black and tanck Terrier, hoy desaparecido y el Otterhound (perro cazador de nutrias). Descripción: Considerado el mayor de todos los Terrier, es sin duda una raza que por sus características y virtudes se ha ubicado en la preferencia de muchos amantes de los canes, distinguiéndose su estética y sus dotes de perro de compañía. Ya desde antaño viene desarrollándose en diferentes labores con probada eficacia, desde la caza de nutrias, para la que fue originalmente concebido, hasta colaborar con los soldados en las dos grandes guerras, con probada valentía, vitalidad y obediencia. Utilización: El Airedale es un perro vital y alegre que se puede manejar con facilidad.

Como perro cazador, se maneja con soltura y naturalidad en el agua y con sus potentes patas es capaz, escarbando, de sacar de su madriguera las más huidizas piezas como nutrias o a los conejos en tierra.

También es efectivo en el cobro de patos en zonas pantanosas. Por la valentía que hacíamos mención se lo utilizó para el rastreo de leones en África y de jabalí, ciervo, pumas y osos canadienses, a los que busca y acosa desconociendo el peligro. Por el mismo motivo forma parte de la división perros de la policía inglesa.

A pesar de estas actividades también se lo puede ver auxiliando al hombre en la tranquila actividad de guiar un rebaño por la llanura. La facilidad para el entrenamiento sumada a la obediencia hizo que el hombre abusara de él para fines poco nobles como resulta ser la guerra por países como Inglaterra, Alemania y Japón.

Se les adosaban mochilas con explosivos entrenándolos para dirigirse a blancos enemigos, lo que provocaba la muerte segura de estos emisarios. Es un perro muy guardián que defenderá sin dudar su territorio ante la presencia de extraños. Y sin embargo se lo puede ver jugando inofensivamente dentro del entorno familiar y se manifestara amigable con toda persona conocida y sobre todo con los niños de los que suele ser compañero incansable.

Todo esto es posible gracias a su estable equilibrio emocional..