El perro Basset Hound


11 No se sabe a ciencia cierta la fecha de aparición del Basset Hound, algunas versiones señalan que esta raza ya existía desde la época de los faraones, esto se base en unos grabados de perros hallados en un monumento al Rey Thothmus III, que durante 2000 años reino en Egipto antes de la era cristiana. Otros investigadores señalan que el Basset Hound desciende de la Abadía St.

Hubert Ardennes en el siglo VI, que era utilizados para perseguir a criminales en Francia e Inglaterra, al igual que como cazadores de animales. El Basser Hound tiene patas cortas, posiblemente herencia de los genes de alguno de los perros usado para su formación.

En ese entonces se buscaba crear un Hound fuerte, grande y pesado, pero con extremidades cortas. Esto para que el perro pudiera seguir el rastro de las presas que en su mayoría eran pequeñas, y así el cazador Hound no despegara su olfato del suelo.

Además tiene orejas largas que casi siempre barren el suelo. Tal vez pueda verse como un perro torpe, pero en realidad el Basset Hound tiene la fuerza de un perro de grandes dimensiones y es mucho más ágil de lo que tú supones.

Tiene un extraordinario sentido del olfato, una vez que pega la nariz en la tierra no perderá jamás el rastro. Es un perro dócil, muy afectuoso y sociable.

Si lo adiestras correctamente te demostrará mucha colaboración y obediencia.

Necesita una ejercitación diaria y se mantendrá ocupado husmeando aunque no tenga presa que seguir. Esta sería otra opción para mascota, su rostro eternamente solemne espera ver el tuyo. Y así salir dando el profundo y seguro ladrido que también le caracteriza..